Un poco de Historia: John Kocinski.

Recopilación de historias viejunas...
Responder
Avatar de Usuario
wxat
Site Admin
Mensajes: 14878
Registrado: Vie Mar 03, 2006 3:54 am

Un poco de Historia: John Kocinski.

Mensaje por wxat » Lun May 03, 2010 7:11 pm

John Kocinski (1968). "Little John".

Del pequeño y pecoso piloto de Arkansas bien se puede decir que llegó, vio y venció. Hizo su primera aparición en el Circus en 1988 y, tras dejar su impronta en los dos GG.PP. en que participó ese año, Suzuka y Laguna Seca, al año siguiente asestó dos mazazos venciendo en estos mismos circuitos. Sólo necesitó hacer una temporada completa, la siguiente, para ganar el título de 250cc.

El Mundial de 250cc estaba, a finales de los 80, en uno de los mejores momentos de su historia. Atrás habían quedado los títulos de Mang, de Lavado, e incluso de Spencer. Ahora eran los años de Sito Pons (doble corona, 1988/89), de Juan Garriga, Cornú, Dominique Sarron, Roth, Cadalora, Ruggia, Shimizu... aquellos tiempos en que dejar un simple resquicio en una curva, en una frenada, suponía que el primero de la fila se viese relegado al octavo puesto en una sola vuelta. Por allí también andaba otro español. Carlos Cardús y un pelirrojo americano ya se había dejado ver en carreras puntuales, ganando incluso al Campeón en título, Sito Pons, en Suzuka, y repitiendo tres semanas después en su propio país. Pero Kocinski tenía muchos compromisos en casa y a ellos se dedicó por completo en 1989. El Mundial podía esperar... a medias, porque en julio se dejó caer por Bélgica y en Spa disputó uno de los GP más rocambolescos que se han conocido, pues las condiciones climatológicas hicieron que hasta por tres veces los pilotos tomaran la salida. Al final, se optó por una solucion de compromiso, se tomaron sólo las dos primeras "minicarreras" y la puntuación total se dividió por la mitad. Lawson, que ganó, se anotó 10 puntos, y Kocinski, quinto, 5,5. Entre ambos la flor y nata de entonces: Schwantz, Rainey y C. Sarron. Y por detrás, nada menos que Chili, Magee, Doohan, Spencer o MacKenzie. Era sólo un aviso de lo que podia hacer el ya por entonces protegido de Kenny Roberts.

Tres carreras: 125, 500 y 1000cc con una 80 modificada

Disputar una carrera de motos con una pequeña Kawasaki a los cuatro años ya hace tiempo que no sorprende a ningún aficionado al motociclismo. Si ponemos la mirada en cualquier parrilla actual del Mundial, todos o casi todos sus componentes empezaron más o menos a esa edad.

Pasan los años y el padre de John le prepara una Yamaha YZ 80 "hinchada" hasta 125 cc. Tiene trece años y compite en el Nacional Amateur en circuito oval. Gana la carrera de 125, termina segundo en la de 500 y, con la misma moto, alcanza el tercer peldaño del podio de 1000. Eso anima a los Kocinski, tanto que al año siguiente hacen todo el Nacional AMA Amateur, ganando dos carreras, título que conserva un año más tarde, ahora contando con el apoyo del Team Honda Interceptor. En 1984, ya con 16 años, puede disputar el Campeonato AMA de Superbike, que no gana, pero Kocinski es proclamado "Rookie del Año".

En 1985, Kenny Roberts ya ha dejado el Mundial y su nueva preocupación es su rancho de Modesto, donde ha creado una escuela de conducción. Hacia allí dirige sus pasos Kocinsnki y sus actuaciones no pasan desapercibidas para "El Marciano". Ese año gana su primera carrera ya como piloto profesional, en Brainerd con una Yamaha TZ250, además del WERA National Endurance con una Suzuki 750, haciendo tercero en la Pro-Am Superbike de Daytona con Honda, éxitos que le llevan a ser oficial Yamaha 250 en 1986 para el Campeonato AMA, quedando encuadrado en 1987 en el Team Roberts, equipo con el que consigue un segundo puesto en la "Daytona 100", un tercero en las "8 Horas de Suzuka", dos victorias en el All Japan Championship de 250 y sobre todo, el título AMA de 250cc.

Desembarco en el Mundial

Participando con "wildcard" con la Yamaha TZ250, vence en los únicos dos GG.PP. en que participa, GP de Japón (Suzuka), el primero del Mundial '89, y también en el tercero, Estados Unidos (Laguna Seca). Pero la temporada no pasará en balde para el de Arkansas. En su país no se apea del primer peldaño de1 podio en todas las carreras en que participa, empezando por la "Daytona 100" (una competición complemento a las" 200 Millas" con motos de 250 cc) y también la Supersport 600 en ese mismo circuito tras salir desde el puesto 53 de parrilla. Se adjudica por tercer año consecutivo, algo hasta entonces sin precedentes, el AMA de 250, dos carreras del prestigioso All Japan Championship, una de 250 y otra de 500cc. además de probar en el Mundial de 500 en el ya comentado GP de Bélgica. En la memoria todavía está aquella primera línea de parrilla formada por Lawson (Honda), Rainey (Yamaha), C. Sarrón (Yamaha), Schwantz (Suzuki) y el propio Kocinski (Yamaha). Sus compañeros de parrilla acabarían por este orden aquel Mundial '89. Estaba claro que todos los aficionados esperaban que Kocinsksi se uniese a la caravana del "Circus" cuanto antes.

Y esto sucedió en 1990. Las cosas no empiezan demasiado bien para nuestro protagonista, que en la primera carrera, Suzuka, se ve relegado al puesto catorce, mientras que la pareja que a lo largo del campeonato van a ser sus más directos rivales, Cadalora y Cardús, acaban primero y segundo respectivamente. El chico del casco decorado con un águila y la bandera americana (que, al igual que los de Schwantz y Doohan marcaron una época comercial entre los aficionados) corrige y se anota las tres siguientes carreras: Laguna Seca, Jerez (los de 30 para arriba, ¿os acordáis de su duelo con Cadalora hasta la misma línea de meta?) y Misano.

Aunque Cardús todavía no ha ganado ninguna carrera cuando el Mundial cruza su ecuador, los buenos resultados del español hasta entonces y sobre todo tras vencer en Rijeka, le sitúan ya como serio rival del americano y del italiano (tres puntos les separan en la provisional tras la carrera de Yugoslavia). Ahora empieza de verdad el momento de Cardús, tanto que se presenta a la penúltima carrera, Hungría, con 10 puntos de ventaja sobre Kocinski. Gana el americano, Cardús hace tercero y la diferencia se reduce a 5 puntos. En Australia, a "Tlriti" Cardús le basta con quedar detrás de su rival aunque este gane, pero no tercero, porque eso significaría empatar a puntos y John le ganaría por mayor número de primeros puestos.

Lo que pasó allí muchos ya lo sabeis. Kocinski hizo la pole, vuelta rápida y ganó por delante de Bradl, Cadalora y Beattie. La presión pudo con Cardús, y batiéndose con estos últimos, acabó entrando a boxes a falta de una vuelta para el final. Kocinski se proclamó Campeón del Mundo y la ocasión de Cardús pasó, porque luego llegaría la "era Cadalora", Campeón en 1991 y 1992.

Salto a 500

Todo había quedado demostrado con el título de 250 y Roberts se lo lleva a "quinientos" en 1991, como compañero del campeón en título, Wayne Rainey. Difícil papeleta, porque en parrilla también están ciertos Doohan, Schwantz, Gardner, Lawson, Garriga, De Radiques... pero el primer podio no tarda en llegar, tercero en Australia acompañanda o Rainey y Doohan. Le seguirán otros tres más, pero no es hasta la última carrera del año, Malasia, en que alcance su primera victoria en 500, lo que le auparía hasta la cuarta plaza del Mundial.

No está mal, pero Roberts y él quieren más. Sin embargo, 1992 va a ser el año de un arrollador Mick Doohan, que vence hasta en cinco ocasiones antes de llegar a Assen, donde sufre una grave lesión en una pierna que le aparta del Mundial hasta la última carrera del año, Sudáfrica, que precisamente gana Kocinski.

Pero "los días de vino y rosas" entre el cuarteto Roberts-Yamaha-Marlboro-Kocinski han tocado a su fin, y nuestro hombre se embarca en 1993 en un proyecto con Suzuki 250. No es para tirar cohetes, pero Kocinski hace un segundo puesto en la primera carrera, Eastern Creek, un cuarto en Malasia y España y, de nuevo un podío en Holanda. "Pero hasta aquí llegó el agua". Acabada la carrera, Kocinski revienta el motor de la Suzukí acelerando la moto en vacío y ni siquiera acude a recoger el trofeo. Ni qué decir tiene que las relaciones con el equipo Suzuki-Lucky Stike se van al garete. Pero dos meses después ya está de nuevo sobre una moto, la Cagiva 500, con la que hace dos cuartos e incluso le da una satisfacción a los Castiglioni al vencer en Laguna Seca (aquella carrera de la dramática caída de Doohan a la salida del "sacacorchos" en que se queda en medio de la pista), la segunda vez que lo hace la marca italiana tras la victoria en 1992 en Hungría del estratega Lawson (montó ruedas de seco en una pista mojada, y cuando ésta se secó, remontó de forma asombrosa para sacar al segundo clasificado, Chandler, 14", medio minuto a Mamola y más de uno a Schwantz, Rainey y Gardner.

Este éxito anima a los de Cagiva a mantenerle en ei equipo para 1994, año en que acaba tercero y obtiene un triunfo más, en Australia, pero Cagiva cierra el departamento de carreras a finales de ese año y Kocinsksi se queda "a pie", regresando a su país donde compagina su afición por el esquí náutico con las carreras del Nacional USA de 600 con el Team Erion-Honda, haciendo segundo en las 200 Millas de Daytona.

Ahora Superbikes

Virginio Ferrari, el jefe de equipo de Ducati, y con el que ya habia estado en su época en Cagiva, le llama para disputar el Mundial de SBK 1996. Y Kocinski cumple, aunque no puede impedir que Troy Corser y la Yamaha se adjudiquen el título, quedando tercero por detrás de Slight después de haber ganado cinco carreras y haberse subido al podio en 12 ocasiones.

John ha visto que en este Mundial hay posibilidades y para 1997 ficha por el equipo Castrol-Honda, en el que también está Aaron Slight. El resultado final, después de haber ganado 9 carreras, es un título más en su palmarés. Ese mismo año hace segundo, teniendo como compañero a Alex Barros, en las 8 Horas de Suzuka. Parece que el de Arkansas ha encontrado de nuevo la estabilidad que le permita ganar carreras y Sito Pons le llama para encabezar el equipo Honda-Movistar de 500 cc en 1998, acompañado en el box por Carlos Checa. Pero ios buenos tiempos parecen haber pasado ya y, con mas pena que gloria y alguna caída fuerte, Kocinsksi se clasifica duodécimo, con un cuarto puesto en el Paul Ricard como mejor resultado.

Su última oportunidad se la brinda Erv Kanemoto al año siguiente llevando una de las Honda de su equipo privado, pero de nuevo los resultados no llegan y con un séptimo puesto en la general, decide abandonar el "Circus" y regresar de nuevo a su pais, donde con la Ducati del Team Vance & Hines hace, sin demasiada fortuna, el AMA de Superbikes.

La historia deportiva de un piloto que cautivó al Circus diez años antes, tocaba a su fin. De alguna forma se perdía un gran talento motociclista que tuvo su tiempo, pero que no supo prolongar debido, muy posiblemente a su introvertida personalidad. Hoy es un próspero promotor inmobiliario en California (USA).

Javier Herrero
Extraido de Fórmula Moto.
Recuerda, a partir del 01-12-07:
La medida de las firmas se limita a imágenes de una resolución máxima de 800x150p y nunca con un peso superior a 1024Kb. Si además se desea usar texto, por cada linea se restarán 15p de alto de la imagen.
Imagen

Responder